HASTA DICIEMBRE DE ESTE AÑO LAS EMPRESAS TENDRÁN PLAZO PARA ESCOGER RÉGIMEN TRIBUTARIO.

June 14, 2016

Hoy el SII, presentó cuatro circulares que contienen las instrucciones para que las empresas domiciliadas en Chile, escojan entre los dos nuevos regímenes de tributación de renta creados por la Reforma Tributaria: de renta atribuida y sistema de imputación parcial.

El primer régimen considera una tasa de primera categoría de 25% y un crédito de 100% para el global complementario (GC), calculado sobre el total de rentas propias y atribuidas desde terceras empresas. Por otra parte, el segundo contempla una tasa de 27%, con un crédito de 65% para el GC, que se aplica sólo sobre ganancias retiradas.

 

Las dos primeras circulares (285 y 286), detallan las instrucciones para optar a cada sistema, mientras que las dos últimas (287 y 288), contienen ejemplos de cada situación, considerando, principalmente, los siguientes temas: requisitos y plazos para adopción y permanencia en cada uno de los regímenes, registros tributarios asociados a ellos, interacción entre ambos sistemas, y aplicación de normas en casos de fusiones.

 

Quienes están interesados, tienen 15 días para efectuar consultas y comentarios, previo a que el SII publique, antes del 30 de junio, las versiones definitivas de las circulares.

Ahora bien, tal como fijó la Reforma Tributaria y la Ley de Simplificación Tributaria, las circulares destacan que podrán optar al sistema atribuido, o de imputación parcial, empresas cuya propiedad está formada sólo por personas naturales (empresas individuales, individuales de responsabilidad limitada, comunidades, sociedades por acciones, sociedades de personas). Las demás, aquellas con otras personas jurídicas en la propiedad, quedarán afectas al sistema de imputación parcial.

Considerando los requisitos señalados, las empresas que hayan iniciado actividades antes del 1 de junio de este año, deberán informar al SII el régimen al que se acogerán entre los meses de junio y diciembre de 2016.

 

Mientras, que los contribuyentes que inicien actividades, a contar del 1 de junio y hasta el 31 de diciembre de este año, podrán ejercer su opción dentro del plazo mayor entre los dos meses siguientes a que comenzaron sus actividades, y el del término del año comercial 2016. Esto quiere decir, si una empresa se creó en diciembre de este año, tendría hasta el último día de  febrero para elegir su régimen de renta.

En tanto, las firmas creadas a partir de 2017, tendrán también dos meses de plazo, desde que comenzaron formalmente sus actividades, teniendo que presentar una declaración escrita al SII o a través del sitio web del Servicio para hacer efectiva su decisión.

Si los contribuyentes no ejercen su opción en los plazos señalados, el SII catalogará, por defecto, en el régimen de renta atribuida a los siguientes tipos de empresa: empresario individual, empresa de responsabilidad limitada, comunidades, sociedades de personas (excluidas las sociedades en comandita por acciones).

 

Para un mayor entendimiento, es necesario señalar que las circulares detallan las obligaciones de los contribuyentes para consolidar una serie de registros dependiendo del sistema escogido. 

En la renta atribuida los contribuyentes deberán contabilizar las siguientes cinco nóminas: rentas atribuidas propias (RAP), diferencia entre depreciación normal y acelerada (FUF), rentas exentas e ingresos no constitutivos de renta (REX), saldo acumulado de créditos (SAC), control de saldo de Fondo de Utilidades Tributables (FUT), Fondo de Utilidades No Tributables (FUNT), y Fondo de Utilidades Reinvertidas (FUR).

 

Mientras que en la imputación parcial los registros serán los mismos que en el caso anterior, agregando el de rentas o cantidades afectas al GC o Impuesto Adicional (RAI).

Quienes sean contribuyentes y sumen cinco años  consecutivos de permanencia en un régimen, podrán optar a un cambio de sistema en que cumplan los requisitos de estructura de propiedad. Si existen contribuyentes que opten por pasar desde la renta atribuida al sistema de imputación parcial, tendrán que mantener desde el primer día en que se sujeten al nuevo régimen, el registro y control de las rentas o cantidades que mantenían acumuladas en cada uno de los cinco registros. Por ejemplo, tratándose de las rentas afectas al impuesto de primera categoría o adicional, se deberá anotar en el RAI el remanente que resulte de restar al capital propio tributario, el monto positivo de las sumas anotadas en el RAP y el REX. 

 

Si la situación es contraria, de modo que la empresa pasa de sistema de imputación parcial a atribuido, además de la reclasificación de rentas o cantidades acumuladas en los registros, se estableció una tributación especial de las cantidades no gravadas. Esto teniendo como referencia el hecho que a diferencia del régimen atribuido, el sistema de imputación parcial sólo grava las rentas de los socios o accionistas una vez que se retiren de la empresa. En dicho caso, la compañía se afectará con un impuesto de 35%, como si hubiese dado aviso de término de giro a la fecha de cambio de régimen, el que se aplicará sobre las rentas que resulten de la diferencia entre el capital propio tributario, y el saldo positivo de los dineros acumulados en el REX.

 

Please reload

Más Noticias

SII emitió multas por $6.211 millones por incumplimiento de presentación de Declaraciones Juradas de Renta

March 9, 2017

1/10
Please reload

Entradas recientes